Entra Registrate

Entra en tu cuenta

Puedes acceder con tu cuenta de:

Nombre de usuario *
Contraseña *
Recuérdame

Palmarés


PREMIO A LA MEJOR PELÍCULA

El corral y el viento large optEl corral y el viento
Miguel Hilari, Bolivia, 2014

“Un relato sutil y emocionante sobre una comunidad al borde del lago Titicaca que nos lleva a cuestionarnos los límites entre la cultura y la convivencia y que derivan en un hacer político donde los niños y las niñas ya se hacen cargo de su propio futuro”.

Premio en metálico de 2.000€
Premio en especie patrociando por Robin Hood Films

PREMIO EXHIBICIÓN

Cartel Tu y Yo web 150505 optTú y yo
Oriol Estrada y Natalia Cabral, República Dominicana, 2014

“A través de un elegante relato entre una patrona y su criada, encontramos el irresuelto conflicto de la lucha de clases, la belleza, la tensión y el silencio”.

Premio patrocinado por CINEARTE

MENCIÓN ESPECIAL DEL JURADO

La maldad 350469313 large optLa maldad
Joshua Gil, México, 2015

“La consciencia de la vejez hace que la creación sea el motor de levantarse y caminar cada día. La presencia del arte como final de viaje, justificación, frustración y redención de los sentimientos arrastrados”.

Premio patrocinado por Laserfilm y Pequerrecho Subtitulación

MENCIÓN HONORÍFICA

Lesma del temps optL'esma del temps
Alexandra Garcia-Vilà, Marta Gonzáles y Marta Saleta, España, 2015

“Un registro pertinente de un proceso de una comunidad que sustituye la organización tradicional de los partidos políticos por una gestión comunitaria. Una película que intenta arrojar luz sobre las dificultades de aunar la gestión y la ideología. En definitiva, un grito colectivo a otras formas de entender la vida política y el mundo”.

Premio Camira

La sombra opt1

La sombra
Javier Olivera, Argentina, 2015

Por ser una obra alzada sobre retazos de Súper 8, vídeo y archivo. Imágenes que contraponen dos realidades separadas por tres décadas: la construcción y demolición de la imponente casa familiar donde el director pasó su infancia.

Por ser una obra que estudia la privativa relación entre la memoria y el espacio, que apuesta por la capacidad movilizadora de los recuerdos y que defiende el principio de que «el lugar de uno no se hereda».

Por ser una obra donde la sosegada voz en off se yuxtapone con su invasivo diseño sonoro, adentrando al espectador en una suerte de exorcismo en primera persona que percute sobre la figura de un padre y que denuncia un contexto histórico nacional marcado por la hipocresía y la violencia.